La raza scottish fold

De origen escocés, el Scottish Fold se caracteriza sobretodo por sus inconfundibles orejitas, pequeñas y plegadas hacia delante, y por su tierna mirada de ojos grandes y redondos. Características que le dan un aire muy dulce y bonachón. Por algo lo llaman 'el dulce conquistador'.

gatospersasvalencia raza scottish fold

Estamos ante un gato de raza mediana (de 2 a 6 kg de peso, de 20 a 25 cm de altura), de aspecto redondeado y robusto, muy musculoso, de pelo corto, denso y muy suave.

De carácter muy sociable, adora la vida en familia. De hecho, estamos ante una raza a la que no le gusta nada la soledad, y necesita de nuestra compañía, juegos y mimos.

Es un gato muy cariñoso y tranquilo, además de muy paciente y atento, por lo que es ideal para convivir con niños y/o personas mayores, e incluso con otros animales.

Apacible, silencioso, muy inteligente, y con una voz muy suave y melodiosa, es un compañero perfecto para compartir juegos y mimos.

En cuanto a sus cuidados, no es un gato muy exigente, más alla de los cepillados frecuentes para mantener su pelo en óptimas condiciones, pues aunque corto su manto es muy denso. Sí hay que prestar especialmente atención a sus orejitas, ya que el hecho de tenerlas plegadas les hace más propensos a padecer otitis o favorecer la aparición de ácaros. Algo que es fácilmente prevenible siguiendo las pautas que nos marque nuestro veterinario de confianza. Mantener al día su cartilla de vacunación y desparasitación, y vigilar regularmente el estado de su boca, ojos, uñas,... y estado físico general, como en cualquier otra raza, será la mejor manera de disfrutar de una gato sano y feliz.

 

Curiosidades

¿Sabíais que todos los Scottish Fold nacen con la orejitas rectas, y es a las 3 o 4 semanas cuando las pliegan, o no?

Esto es debido al emparejamiento con la raza British Shorthair (única raza con la que está permitido el cruce), una raza de aspecto muy parecida al Scottish Fold, pero de orejas rectas. De ahí que unos gatitos permanezcan con las orejitas rectas y otros no.

¿Y por qué sólo se permiten cruces con esta raza?

Aunque, como hemos dicho antes, el Scottish Fold es un gato de origen escocés (reconocida oficialmente por la CFA - Cat Fancy Asociation en 1974), se cree que sus antepasados, gatos de orejas caídas, podrían haber llegado a las islas británicas desde China, y fueron ellos los portadores del gen de esas peculiares orejitas. En 1961, se produce el primer cruce entre una de esas gatitas de orejas caídas, Suzie, y un British Shorthair, naciendo ejemplares con las orejas también caídas, que se registraron con el nombre 'Scottish Fold'.

La raza se volvió realmente popular y pronto fue reconocida por las principales asociaciones felinas, pero en 1971 se prohibió su cría al detectarse graves problemas de artritis en su edad adulta, provocados por el gen dominante, el fold (en inglés, fold significa pliegue). No sería hasta 1974, y gracias a la intervención y al duro trabajo de genetistas y criadores, cuando se descubrió que el problema se encontraba en emparejamientos entre Scottish Fold, y que el problema no se presentaba en emparejamientos con Brittish Shorthair.